jueves, 25 de diciembre de 2008

visita mi blog, te encantalá-
Gerardo Rodriguez Wong

domingo, 7 de diciembre de 2008

"La Herencia de Huacho"

La Herencia de Huacho

Cuando la masa es menos densa es mas fácil de manipular, este es un principio anti físico.

Habíamos acordado iniciar las actividades a las ocho de la mañana, pero solo estaban invitados los que quería ir por voluntad propia y libre de presiones de ningún tipo, la propuesta fue “...si quieres ir vas, a

 la primera duda, quedas descalificado...” y así fue, así que las primeras instrucciones fueron llegar al terminal del Huaralino, ra!, ra!, ra!. Mas fácil?, la tabla del uno.

Y así fue, nadie lo creería, a las nueve y media todo el batallón, cuadrado como un solo hombre en el terminal, pero ya se sentían en el aire, los primeros cambios de humor, porque se pensaba que habría mucha gente, cosa que no hubo, en todo caso si hubo, llegaron a las nueve y treinta y uno, porqué el “colón” estaba detrás de nosotros, ahora venia la primera decisión; que tal si nos hacemos llegar hasta la salida del Serpentín de Pasamayo y nos vamos a tomar desayuno en nuestra tradicional parada obligatoria del grifo “El Pino”, para comer un rico pan con chicharrón con su cafecito calientito y sabroso?. Desde el fondo del pasillo, se escucho el primer:

NO, porque no hay movilidad para ir del serpentín al grifo.

Caminamos.

Esta lejos.

Despacito, si nadie nos espera en ningún lado. Solamente “Tato”, quien felizmente contesto la llamada de Chilin, para decirle que nos esperara, porque llegaríamos allá. Para los que quieren saber quien es Tato, le preguntan a Chilin, creo que ella lo conoce.

Llegamos al serpentín y mil taxis nos querían llevar al grifo.

Hicimos averiguaciones para un próximo evento a realizarse en Eco Truly, no se para que, pero creo que es uno de esos lugares donde va la gente que quiere ver como viven los fenómenos Krsna, (sin luz, sin agua, sin vhs, DVD, celular, horno microondas, plasma o lcd, sin Internet y las demás cosas simples de la vida). Así la cosas es que ya sabemos como llegar.

Siguiente estación, grifo “El Pino”, una de las ventajas de no tener carro es no tener que preocuparse por buscar estacionamiento en ningún lugar, ventaja numero uno.

Estuvimos al desayuno, muy bien predispuestos, claro que sabiendo lo que vas a pedir que te sirvan, cosas son muy fáciles de manejar, pero esta vez se demoraron un poco en servir los chicharroncitos que al final para que nos atendieran, primero pedimos la cuenta, y cuando preguntaron que se han servido y les dijimos que nada, allí cayeron en la cuenta de que no nos había atendido nadie, así que ya sabes, cuando no te atiendan rápido, te levantas y pides la cuenta, porque la cobranza se tiene que hacer sin demora.

Al final de desayuno ya eran las doce del día, ahora si que empieza la tribulación, porque en el grifo no iba a parar ninguna movilidad para ningún sitio, y había que ir al paradero, los que ya hemos pasado por este grifo, sabemos que de allí no vas a ningún sitio si no estas en carro. Pero zas!, apareció un taxi que nos llevo al paradero de buses, allí comenzaron a llegar los buses, uff, todos llenos, nosotros éramos tres y conseguir espacio para los tres parecía una misión complicada, no difícil solo complicada, en eso pasa un bus, que se parecía mucho alas recordadas gallinas de Luchi, solo que de color azulito, ¡San Martín de Porres!

A Huacho, a Huacho.

A Huacho?

Si, sube.

Tres asientos.

No, solo hay dos.

Piensa, piensa, piensa.

Ya, suban los dos y en Huacho nos encontramos.

Allí se fueron Luchi y Chilin.

La cosa era embarcar a los mas desvalidos o sea Chilin, la mas desvalida porque si no iba a tener que aguantar a Luchi diciendo que el sabia que no habría carro, que hay mucha gente, que todos están yendo a provincias, que los limeños se van a provincia, o sea ya o que los provincianos se van a su monte, la cosa era desanimar a todos, esa era la consigna, porque el animo de algunos es para desanimar hasta a Papa Noel en la noche del 24

Así que había que embarcarlos de la mejor manera posible con destino a Huacho a la mayor cantidad posible de gente.

Pena por los desesperanzados, porque los que nos sacrificamos para ir solos y sin compañía o sea yo, porque el carro que venia atrás era un bus cama vacío, con aire acondicionado y terramoza para soplarte el ojo al pasajero, en caso de necesidad, pero sacrificio es sacrificio.

Llegamos a Huacho, con 5 minutos de diferencia, pero felices. Allí estaba Huacho, esperándonos con los brazos abiertos.

Se abre la sesión: ¿A que hotel vamos?

Parece que Luchi estaba alerta a la respuesta, listo para decir que quería ir al otro.

Pero decidimos por el Santa Maria.

¡Taxiiiii!

Al hotel Santa Maria, mi imaginación o nuestra imaginación volaba y venían a la mente los recuerdos de otros paseos en el mismo hotel, la piscinita, disponible desde las siete de la mañana, solita para la Chilin, ya se veía ella, nadando como sílfide que se desplaza de océano a océano, toda la piscina para ella solita, sin nadie que le interrumpa sus largos viajes imaginarios, y en la mañana siguiente, después de un reparador descanso, un delicioso desayuno americano, con juguito, café y pan con mantequilla de bolitas, de pronto.

DISCULPE, NO TENEMOS HABITACIONES.

Hay golpes en la vida, tan fuertes....

Pero no importa, si no hay aquí, vamos a la Villa, el hotel de don Fernando, allí si hay un jacuzzi bacán, para que te masajee todo el rato que quieras, tranquilo, pensando en la inmortalidad del mosquito, desconectado el cerebro del mundanal ruido, pensando en como hemos podido vivir sin jacuzzi, un paseíto por aquí, un paseíto por allá, que paz, que tranquilidad cuando de repente.

DISCULPE, NO TENEMOS HABITACIONES.

Habíamos reservado realidades alternas, en la eventualidad de que no haya habitaciones en los hoteles, pero la siguiente alternativa fue, “Hotel El Condado” o el “Candado”?

Finalmente lo conocimos, es un hotel muy diferente a los otros, tiene todo lo que tienen los otros hoteles, solo que este no nos engríe, como le gusta a la gente, el hotel tiene habitaciones amplias, es limpio, amplio, con una elegancia ecléctica, no se si es como un condominio que quiere tener lo mejor de todo, pero sin estilo en resumen solo un hotel, del que no pudimos recoger su espíritu.

Al fin una vez establecidos, llego la hora de proponer otra idea en el derrotero, que tal si nos vamos a Barranca?

A Barraaaanca?

Si a Barranca, Luchi quería ir directo donde Cesar, donde Kyoshi y Chilin quería ir donde Tato, quería comprar, alfajores de miel negra, empanaditas, tofy blando , lo que sea. Esta gente cuando le mencionas un lugar, no piensa en el lugar, piensa en lo que se come allí.

Llegamos a Barranca, Antes de llegar a Barranca, un buen rato antes de llegar, ya Luchi estaba listo para bajarse del bus, quería bajarse para llegar primero, o sea antes que el chofer, porque estaba ansioso por bajar del bus y pisar Barranca, Nunca sabremos lo que piensa al pasar por esos lugares, por donde ha pasado tantas veces, y allí esta, porque todos esos lugares son su territorio, son sus pasos, es su barrio, todo eso era zona amigable para el, sabia que había o no había en tal o cual esquina, donde se paraba el guardia y a que hora, el inspector, que solo inspeccionaba como recoger su comisión para supervisarlo que dejaba de ver.

Pero allí estaba Barranca.

Y ahora?, donde queda qué?

La playa, la plaza de armas, el malecón.

Luchi no quiere caminar, pero le pregunto mil veces, te hace daño caminar?.

No.

Entonces camina.

Largas caminatas, supongo que debe ser lejos, sí, es lejos, pero es agradable caminar en su compañía, cuando es positivo, cuando es negativo se va a hablar con Chilin.

Llegamos ahora al final del camino y el inicio del malecón, Creo que encontramos al heredero del Hotel Santa Maria, un hotelito bonito, limpio, agradable, buena vista, cerca de la Playa y de fácil acceso.

Pero no habíamos ido a buscar hotel, hemos venido a buscar a Tato, me parecía que quedaba allí, alguna vez leí que quedaba en Barranca y otras veces escuche hablar del mejor restaurante de Barranca, así que como una serie de asociaciones de ideas, lo imaginé en esa playa y allí estaba, dicen que allí se come el mejor Tacu Tacu del Perú, sea este de Mariscos, de frijoles, de lentejas, con pescado, cangrejos, camarones, y toda la variedad que pueda dar lugar un Tacu Tacu, como esos que se hacen en la casa cuando ya la menestra va a morir, y que sale tan rico, servidito con aceite de oliva, y frito en ajito y cebollas, pero.

DISCULPE, NO TENEMOS TACU TACU.

Igual el almuerzo fue de jaleo de calamares sin calamar, lenguado frito con papas y sin arroz y un cebiche de lenguado todo rico, pero decepcionante, ah, y una cerveza.

Llegamos hasta la playa y la Chilin se metió hasta las rodillas, porque ya era tarde, probablemente las seis o siete de la noche, hora de volver a nuestro centro de actividades, el agónico Huacho, nos recibió un hotel, con la frialdad que nos esperábamos, y allí acabaron las humanidades de la Chilin, porque Luchi y yo teníamos una misión que cumplir que era hacer quebrar todos los casino de Huacho y no teníamos mucho tiempo, así que arrancamos como a eso del as diez de la noche y no nos decidimos por cual comenzar, así que comenzamos por el que primero apareciera, allí entramos y estuvimos en la pelea cerca de dos horas, que no pudimos doblegar al monstruo, habíamos perdido una batalla pero no la guerra, así que decidimos cambiar de frente y fuimos a otro casino, desafortunadamente caímos abatidos ante la fuerza del enemigo resultado 2 goles a cero, deportivamente hablando, pero igual, salimos con mas experiencia.

Día sábado.

Desayuno en la estrella de Huacho.

Lleno, no cabía nadie más.

Al mercado, tu, tuu, tuu, zona prohibida, porque allí me reconocen como si fueran santo en procesión, como bien se acordaran todos.

Luchi quería tomar desayuno en el mercado, con chicharrón, pero allí no hay desayuno, solo hay almuerzo y los chanchos no están certificados, así que mejor, vamos a comprar pan y jamonada para tomar4 desayuno en cualquier banco de la plaza, pero antes de claudicar el desayuno en la estrella, una miradita mas, no te quita ni lo cortes ni lo valiente.

Mesa a la vista y nuevo registro para record a la distancia.

Ya teníamos hambre, yo también, pero en lo que se demoraban en elegir lo que iban a comer, hice mí pedido rápido, conciso y urgente.

Rellenito, tamalito y  café, creo que cubría todas las expectativas, como que así fue.

Finalizado el desayuno, una reposadita, al hotel, porque alguien tuvo la peregrina idea de iniciar el regreso a Lima a las dos o tres de la tarde con la intención de parar en Chancay, total, por allí se pasaba de regreso, pero la Chilin había salido de Lima con el sabor de “la leche de tigre” en la boca, pro era capaz de renunciar a eso, para ir a Chancay, en verdad de Dios, ese viajecito si lo veía complicado, no imposible, pero complicado (nuevamente), así que intente hacerle un trueque a la chilin, te cambio Chancay por la leche de tigre, (una tarea complicada, imposible y difícil- a la chilin no le puedes negociar nada contra comida), pero cedió, así que, Leche de tigre, allá fuimos.

El almuercito estuvo rico, chilin, quería una jalea mixta, porque dijo que quería calamar, pero vino poco calamar a cambio le vino un cangrejo que parecía mas grande que lo que ella podía imaginar, pero igual le dio tramite al cangrejo, (te acuerdas del chiste del restaurante “La Rima”).

Al final del almuerzo, bajamos del malecón a la playa, tarea difícil, pero sólo porque cuando estamos esclavizados del carro nunca lo hemos podido hacer, pero ahora nos desparramamos por el malecón y llegamos a la playa, hasta el mismo borde de la playa, donde llega la espumita y te embarra los pies, bonita experiencia, en realidad, siempre es bonito, pero ha llegado la hora de partir.

Tomamos una moto taxi, que nos lleve al terminal, esta vez ese corto recorrido no nos llevo de regreso por la avenida Grau, pero si ví como una especie de ultimo viaje a Huacho, sentía que estábamos saliendo del funeral de Huacho, no quisiera que sea así, tal vez ya no volvamos en mancha a Huacho, pero para mi seguirá siendo el símbolo de mi escape de Lima, el lugar donde siento que estoy lejísimos, pero no tan lejos.

Seguirá siendo una ciudad mágica, que me inundara completamente de algo que no se pero que me agrada.

Huacho espero volver a verte, solo o acompañado.

Una Experiencia Inolvidable

Una Experiencia Inolvidable
Una experiencia inolvidable, hoy después de treinta y tres años he
tenido la oportunidad de volver a ver a mi colegio, podría decir que
es mi ex colegio, pero no es mi ex colegio es mi colegio, porque
creo que no hay nadie capaz de despojarse de estos recuerdos, podrá
ser un término legal esto de ex alumno, pero sentimentalmente no hay
ex alumnos, si desde ya es considerada como el alma mater, no se
puede hablar de ex colegios, la única forma de así referirse es
cuando se quiere o se necesita arrancarse de la piel tragos y
momentos amargos que a uno le ha tocado vivir, pero hoy no fue así,
a nadie se le hablaba de ex alumno sino de promociones.
Desafortunadamente fueron muy pocos en mi promoción, solo encontré a
dos que a duras penas logramos recordar uno del otro, pero igual, el
solo hecho de pertenecer a una determinada promoción nos daba esa
sensación de pertenencia y tal vez hasta de chauvinismo, propio de
los escolares que necesitan del grupo para decir que aquí estamos,
puede ser un sentimiento negativo, pero es un sentimiento real ese
afán de pertenencia de pensar .. Ah, tu eres de los míos...

Pero en fin, a parte de esos sentimientos iniciales, hoy fui después
de muchos años a pisar nuevamente esos pasadizos, no estaban muy
diferentes, o si, pero seria tal vez por que en mi mente quería que
siguieran permaneciendo allí, tal cual como los recordaba, paso a
paso, tratando de recordar como si fuera una película en blanco y
negro de todos mis pensamientos que a lo largo de mi permanencia en
esas aulas, no creo que podría llamarlas sagradas pero si notables,
esperaba ver a los auxiliares.

¡Señor!, les decíamos, no profe, ni teacher, nada de eso, esperaba
ver a los mismos empleados, allí estaban, pero en mi propia cinta
en blanco y negro, no ha cambiado nada, caminando por cada,
pasadizo, pase por el jardín de las barras, donde habían dos barras,
la mediana, que allí permanece, la grande que ya no esta desde 1974
y la chiquita que eran dos, pero que desaparecieron un poco antes.

Pasé cerca de la gruta, donde las promociones del 70 solíamos
sacarnos las fotos de fin de año, yo tenía una foto de esas, pero
desapareció en uno de esos tantos cambios de estación, también pase
por los salones donde mas de una vez hubieron reuniones donde se
quemaban cosas de dudosa procedencia, y donde recuerdo que también
hubo una gran borrachera un mes de Junio de 1975, creo que eran las
nueve de la mañana.

Seguir el recorrido se hacia cada vez mas agradable, y allí estaba
el kiosco de don Pío, no sé si quiero saber que habrá sido de su
vida, sólo queda en el recuerdo que allí se vendían los mejores
churros de crema pastelera del mundo, a veces muy calientes, otra
veces vinagrados, pero no importaba, porque en ese entonces, lo que
no te engordaba de daba diarrea.

Luego me encontré cara a cara con el refectorio, de que funcionara
ahora?, no lo sé, pero regresan a mi mente corriendo como en ese
entonces los recuerdos de que a veces nos llevaban al refectorio a
tomar una leche media rara, en tazas de alianza para el progreso,
nunca supe, hasta ahora, que cosa era lo que tomaba, pero como dije
antes, o te daba diarrea o te engordaba, ésta no engordaba.

¡Los camarines!, los camarines, allí están clausurados, con un
dibujo de una hoja de Huacatay dibujada en la pared –debe ser hoja
de Huacatay, porque no creo que sea de marihuana- clausurado tal vez
para no permitir que escapen de allí los recuerdos de tantas hazañas
o cigarros prendidos, antes de que llegue el profesor Cavero, y se
apaguen todos los puchos que allí aparecían, mis buenos recuerdos no
me permiten decir que los profesores sabían lo que allí ocurría,
¿tan vivos éramos?.

Luego estaba la cancha, ahora un terral, como sembrado invadido de
monte abandonado por los campesinos a causa del terrorismo, pero
allí estaba y mirando a través de la reja, uno se imaginaba aquellos
momentos en que lográbamos burlar la carrera de los perros a los que
les ganábamos por llegar a la pared y dar el salto a la libertad,
poniendo un pie en el taco de un árbol y el siguiente paso en la
cancha de la "Tito Drago", ya no me acuerdo ni para que nos
escapábamos, porque igual volvíamos por allí a entrar.

En el Hipólito, nadie llegaba tarde, porque cuando cerraban la
puerta, ya todos sabían por donde entrar, si sabíamos por donde
salir, era lo mas lógico, solo llegaba tarde el que quería, porque
no había excusa para no entrar por los ventanales, y la antigua
peluquería, aunque no la recuerdo muy bien, me parece que dejo de
funcionar antes del `75, cuando ya se veía llegar la debacle de la
disciplina en los colegios.

El gabinete de educación física, ya no inspira el respeto de
aquellos años con el profesor Ego Aguirre, conocido como el celebre
profesor con sobre nombre anatómico, apodo de origen desconocido
para mi, lo imagino, pero no lo aseguro, y la puerta auxiliar, donde
se ponía el vendedor de pan a la hora del recreo, ¡pan con Palta!,
la yuquita

No quería dejar de recordar el departamento de música y la
carpintería y el taller que albergaba un ómnibus que nunca conocí
por dentro, siempre lo estaban arreglando, en ocho años de
permanencia en el Hipólito, nunca lo utilicé, supongo que todos los
muchachos de mi promoción habrán pasado por lo mismo.

Y luego el patio de Honor, éste si esta cambiado, esta pintado, de
gala para recibir a los alumnos nuevos y antiguos, para recibirme a
mi para evocar tantos recuerdos.

La ceremonia por el 60º aniversario del colegio fue muy bonita y
variada pero lo más emocionante de todo para mi después de muchos
años fue escuchar el himno del colegio, la primera intención fue
cantar junto con los demás, pero un temor a que se escape una
lágrima de emoción, me inhibió de cantarlo mas fuerte, pero luego se
va uno adaptando a la música y terminas cantando, siempre
sosteniendo ese nudo en la garganta que te oprime el pecho al evocar
momentos tan agradables en esos patios que sirvieron de escenario
para tantas experiencias.

Se que no es ocioso recordar, las caminatas, las decenas de partidos
múltiples que se jugaban a la hora del recreo, ahora no puedo
imaginar como se podían jugar tantos partidos simultáneamente, en el
mismo patio en los quince o veinte minutos que duraba el recreo, y
las rayitas, con un solo bote, juegos de niños como la "pega", que
solo estaba permitido jugarlo hasta los de tercero de media, porque
los de cuarto ya éramos demasiado grandes para esos juegos.

Hoy he detenido el tiempo, hoy he vuelto a vivir los día de escolar,
en tantos años de mi vida, nunca había sentido la sensación de vivir
un mismo día dos veces, hoy he vivido un día que hace muchos años ya
lo había vivido, no importa si es mentira, pero yo lo siento así, si
ayer tenia 50 años, hoy tengo 50 años menos un día, porque este día
lo viví en el pasado, un pasado que no quisiera que vuelva, solo
quiero que exista, que sea parte de mi tal como esta, porque toda
esa vivencia para bien o para mal fue lo que determino lo que ahora
soy y donde ahora estoy, y esté como quiera que sea, me gusta que
así sea, con mis recuerdos, mis compañeros, aunque ya no estén
allí , pero están en mis recuerdos y si uno tiene recuerdos es
porque ha vivido y si esos recuerdos son buenos es porque ha tenido
un buen vivir y solo esto es la prueba de que estas vivo.

domingo, 10 de agosto de 2008

"NO SE SI CONFIAR EN MI"

Hace algunos meses, lei un articulo en el diario Correo, de Beto Ortiz, lo lei por ociosidad porque este tipo realmente me caia mal, aunque no me entere mucho de porque estuvo fuera del pais, lei que se autoexilio y hasta alli seguia siendo un "payaso", (con permiso de los payasos) despues de leer este articulo, la imagen que tenia de el sufrio una metamorfosis a persona decente, capaz de sentir como cualquier ser humano, en dimensiones diferentes Ortiz ha sido capaz de poner en tinta lo que cualquier inmigrante ha sentido cuando de pronto se ve privado de lo que le rodea y es capaz de sentir lo que en este articulo escribio, pero luego, tambien por ociosidad lei un capitulo de un cumpleaños que celebro, no se donde, pero como lo escribio ya rodeado de lo que le gustaba expreso lo mucho que le desagradaba cantar el cumpleaños feliz y queria explicarse a si mismo la semantica de la cancion; Beto eso se canta y punto. Pero en fin luego de ese articulo, volvio a transformarse en ese tipo rating-filico que siempre habia sido.De alli a este tiempo, no supe que habia sido de la vida de Ortiz, pero de pronto aparecio en un programa con Aldo Kanashiro, interesante el programa, generalmente hay un buen argumento para verlo, ambos inteligentes y cultivados, (el frente a frente con los poemas de Vallejo, ESPECTACULAR) pero Ortiz seguia siendo ese tipo desagradable que siempre habia parecido, pero este ultimo programa me ha servido para convertir a Ortiz nuevamente en ser humano, aunque la oportunidad no lo ameritaba fue bueno oir la frase que pronuncio, pues gracias a ella y espero que muchos portavoces de la television lo hagan, "...(mi talento) mis camaras no serviran nunca mas para destruir a un ser humano, sino para levantarlo desde lo mas bajo donde haya caido..." Beto, asi como emprendes campañas emprende una asi para la television y junto con "Caradura" tal vez puedas lograr que la television de mi pais se convierta en un vehiculo para levantar a los caidos y reconocer a los que lo merecen.Por lo que viviste en el exilio y lo que no viviste durante el, mereces hacerlo.No se si confiar en mi, pues ahora eres nuevamente un ser humano.

viernes, 8 de agosto de 2008

Capitulo I "Genesis"

Pues bien, finalmente aqui estamos, ha llegado la hora de poner en el espacio de Internet lo que por mucho tiempo se ha quedado solo en tertulias secretas, discusiones de cafe, broncas de hermanos, o como quieran llamarle a todos esos asuntos que pocas veces tienen un espacio para la conversacion tales como comentar a Andres Bedoya, maldecir al Eddy Fleishman (como sabe tanto el pendejo ¿Internet de 3G?) o quejarse de Magaly Medina, ( bye, byee..... maldita).

Bueno pero empecemos con buena onda, con cosas tan profundamente simples como una invitacion a comentar sobre temas tan triviales como la importancia de tener a nuestro buen aliado Internet, en todas las conversaciones de las que uno quiera precisar tal o cual cosa que siempre va a escapar de la memoria o que queramos aseverar positivamente.

En este comentario inicial solo voy a comentar sobr la importancia de tener un blog. Tengo una hermana que me quiere mucho y tambien me odia, pero me recomendo que iniciara un blog para que lo utilice de catartico porque dice que soy muy vehemente, me dijo otra palabra pero no fue decente, (fue una lisura).

La verdad es que abri varios blog, todos con el mismo nombre pero ninguno era tan bonito como este, o de repente ninguno tan facil de utilizar como éste. En fin, hoy no tengo ninguna idea para escribir sobre algun tema en especial, solo estoy contento de que ya tengo mi blog y aqui podré escribir muchas cosas que siempre quiero transmitir, pero que no encontraba el espacio adecuado.

Sirva este mensaje entonces para que en sencilla pero significativa ceremonia demos por inaugurado el espacio cibernetico que, esperemos poco a poco se convierta en una lectura grata y constante lectura.

Chau Kenji, Chau Francisco.